domingo, 16 de noviembre de 2008

Homenaje al Valle del Luna

Trece pueblos... trece... Arévalo, Campo de Luna, Lagüelles, Láncara de Luna, Oblanca, San Pedro de Luna, Santa Eulalia de las Manzanas... Fueron "sacrificados" en su día, para poder dar vida a la Comarca del Páramo, en la cual me he criado y normalmente resido... La gente del Páramo bajo, Benabente, y alrrededores jamás podrá saldar la deuda que tiene con esta Comarca del norte de la provincia, ya que ésta dió su vida para que estas tierras pudieran resurgir de sus cenizas y ser la zona emergente que es hoy en día...



Gente que perdió su vida... su ganado... sus ilusiones... sus esperanzas... su tierra... y lo que es más importante... sus recuerdos y sus seres queridos... Para poder alimentar a otras zonas que seguramente la mayoría de ellos ni sabrían dónde estarían...



Aprovechando que el pantano está en sus niveles de agua más bajos de la historia (8%) , me he decidido a ir a uno de estos pueblos olvidados y sacarle unas cuantas fotos... Espero que si hay alguien de los pueblos inundados que lee este modestísimo "homenaje" no se sienta herido por el mismo, ya que mi intención ha sido la contraria...



También desearía que si hay gente del Páramo bajo y zona de Benavente que lo lee, y que fuese agricultora, meditara un poco sobre lo que están haciendo... Hay mucha gente que ha perdido lo que es suyo para que éstos no marchasen de sus tierras... Lo mínimo que debemos hacer es un consumo responsable del agua, invertir en regadíos, en la diversificación de cultivos, y así el sacrificio de estas personas, que lo perdieron todo por un puñado de monedas, no habrá sido en vano...



Y como no quiero enrrollarme demasiado con el tema, voy a dejar una serie de fotos, recuerdo de un pasado que, seguramente para sus habitantes fue mejor, pero que gracias a su sacrificio dio vida a unas comarcas que, si no llega a ser por ellos, seguramente ahora estarían prácticamente deshabitadas y no llenas de vida, como están en estos momentos...

Casa queriendo salir de su olvido...



Iglesia... todavía poderosa y altiva, a pesar de haber sido anegada año sí, y año también... Guardando todavía toda su belleza de antaño..



Camino antiguo hacia el río... El río que seguramente dió la vida a los pueblos y que finalmente fue su perdición...








Siempre estaremos en deuda con vosotros...


4 comentarios:

carlosdepazramos dijo...

Totalmente de acuerdo.
Las aguas de Ubiña, de Babia y Luna, alimentan los regadios del páramo.
Regadios, por otra parte,en su mayoria de maiz.
El 60% del agua usada para regar por "inundación" se malgasta.
Ahora parece que el nuevo sistema que se está implantando en el páramo, no dejará seco el pantano.

Un homenaje a esos pueblos.

Gordones dijo...

Esperemos que tengas razón y si los agricultores parameses no entienden por las buenas lo hagan por las malas... Es decir... Tocándoles el bolsillo... Es muy fácil regar a manta mientras se está en el bar hablando de futbol o de política. Hay que pensar un poco en esas personas que lo dieron todo por salvar nuestra comarca, y no despreciarlos como estamos haciendo.

Mariluz dijo...

Uff, me has emocionado con esta entrada, y tu pequeño "homenaje" me parece todo un acierto. He ido con mis padres al pantano de Luna desde que era muy pequeña (soy de Huergas de Gordón) y recuerdo que me impresionaba mucho ver aquellas casas y campanarios que asomaban por encima del agua.
Trabajo en Correos y repartí un par de años los pueblos de la zona de Veguellina de Orbigo, y recuerdo que cada vez que llovía mucho estaban preocupados por si se desbordaba el pantano. Es verdad que tienen mucho que agradecer a las gentes que sufrieron el tener que abandonar sus hogares, me parece una situación dura e injusta.
Siento haberme enrollado, pero es que esta entrada me ha gustado de verdad.
Un saludo!

Gordonés dijo...

Hola Mariluz... Muchas gracias por haber conectado con mi blog... Está visto que el mundo es un pañuelo... Yo soy de La Pola de Gordón, mi padre era de Huergas (le llamaban Chema como a mi)... Mis tíos viven en Huergas (en la primera casa que hay a la salida de Huergas tirando hacia el Millar a mano izquierda). A mi seguramente no me conocerás porque solo pude estar en Huergas hasta los 4 años, ya que mi padre falleció y nos volvimos para el Páramo, pero siento esa tierra como si hubiese vivido en ella durante toda mi vida... Supongo que será uno de los muchos legados que me ha dejado mi padre. Muchas gracias por tu comentario y por supuesto enrrollate todo lo que quieras, que para eso está el blog, je, je, je... Encantado de conocer a una paisana...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...