jueves, 1 de abril de 2010

Raquetada por el Pico Celleros y Cuetu Negru (Pajares).

Distancia: 9 km.
Desnivel: 750 m.
Duración: 5 horas. (En condiciones normales se puede hacer en 3/4 horas).
Dificultad: Normalmente baja. En las condiciones meteorológicas realizadas alta. No solo por el frío y la niebla pasados, sino por el hecho de saber orientarse correctamente.
Mejor época para realizarla: Primavera-verano-otoño. En invierno y con nieve imprescindibles ropa de abrigo, raquetas, crampones y protector solar.

Actividad realizada el pasado domingo 14 de marzo, fue la primera ruta realizada ya con la denominación oficial de HAMPA (nombre que solo usaré cuando ascendamos alguna cumbre los 5 miembros juntos) y fue una ruta deseada por todos... principalmente porque hacía mucho tiempo que no nos veíamos y ya teníamos ganas de desvariar por esas cumbres de nuestras tierras. Hora de quedada... las 9.30... hora de llegada de los últimos miembros del grupo... 10.15... hay cosas que no cambiarán aunque nos vayamos haciendo mayores... je,je,je...

Había 2 opciones... 1º- Subir al pico Cellón (2.029 m)... Esta era la opción que me gustaba a mi... la otra y finalmente realizada (es lo que tiene ser democráticos) era subir el Pico Celleros, y cresteando llegar hasta el Cuetu Negru y después bajar por las pistas de esquí hasta la misma estación de Brañillín... Al parecer es un sitio privilegiado con unas vistas imponentes hacia la zona de Arbás, Tercia, Asturias, Ubiña... es decir... la leche...

Pero paso a describir la misma... la ruta la comenzamos en la gasolinera que hay poco antes de alcanzar el puerto Pajares, pasando la Colegiata de Arbás... las previsiones eran de cielos despejados y temperaturas en ascenso... nada podía fallar... el ánimo estaba por las nubes...



Además, la ruta en cuanto a orientación no tenía tampoco ninguna complicación... desde abajo era alcanzar la primera de las cumbres, y una vez allí ya se vería al fondo nuestro objetivo... nada podía fallar... !Íbamos como motos!...


Pero... ay amiguines... las previsiones erraron como suele ser habitual, y la climatología no pudo ser más adversa... Vientos huracanados, niebla, frío congelador... en fin... que se nos bajaron los humos rápidamente y la montaña una vez más nos volvió a poner en nuestro sitio...


Pero seguíamos disfrutando como enanos... diciendo las chorradas de siempre y las pocas veces que podíamos admirar el paisaje que teníamos a nuestro alrededor...


Imponente el Fontún destaca enmedio de la sierra...


Brañacaballo y La Carva (de dcha a izq) repleto de su manto blanco.
Pero el tiempo no tenía clemencia con nosotros y pocas veces tuvimos la fortuna de disfrutar del paisaje. El viento era gélido... las gotitas de agua que forman las nubes eran puro hielo y al chocar contra nuestras caras las sentíamos como continuos perdigonazos... las condiciones extremas... nunca había necesitado el anorak para realizar ninguna ascensión, y creédme... en estos momentos si hubiese podido me hubiese puesto dos... Pero alcanzamos la cima de Peña Celleros (1.864 m), y la satisfacción de alcanzar su cumbre queda demostrada en la siguiente instantánea...


Una imagen vale más que mil palabras...


Aquí "paramos" un poco a descansar, y a esperar a los rezagados... La verdad, pocas veces se me han hecho los minutos tan largos... lo de parar era un decir, ya que corrías el riesgo de quedarte como el vértice geodésico de la imagen... No me atrevía ni a quitarme los guantes para hacer fotos, ya que enseguida tenía la sensación de no sentir los dedos... Y para colmo cuando nos reunimos todos resulta que el GPS que teníamos se nos quedó sin pilas (craso error) y nos tuvimos que guiar a través de un mapa que había llevado el gran Serbal y una brújula de las de toda la vida... resultado... Pasamos casi media hora en medio de ese infierno gélido... pero una vez "situados" no perdimos el ánimo y nos dirigimos hacia el segundo de nuestros retos... el Cuetu Negru, que aunque no lo veíamos ahora sí que estábamos seguros de donde se encontraba.


Paisaje invernal en la montaña leonesa.

Cresta entre la Peña Celleros y el Cuetu Negru...
El esfuerzo era considerable en todos los sentidos... pero la montaña sabe también recompensar a quien la quiere y respeta, y poco antes de alcanzar la cumbre del Cuetu obtuvimos unas vistas de las Tres Marías que nos valieron por todo lo malo pasado hasta ese instante...



Pero lo bueno dura poco... y poco después de estas fotos se nos volvió a colar la niebla... de aquí a la parte superior de los remontes de las pistas de Brañillín es un paso... y de aquí a la cumbre del Cuetu Negru (1.856 m) donde se encuentra una "mole" difícil de describir y llena de antenas de telefonías para móviles que hace de "vértice geodésico". Al parecer las vistas desde aquí en un día despejado son impresionantes... Peña Ubiña y todo su macizo, las comarcas leonesas de Arbás, Gordón y la Tercia, las asturianas de Valgrande Pajares, Lena... en fin... impresionantes. Pero por desgracia tendrán que esperar para ser presenciadas otro día. De momento nos tendremos que conformar con una imagen un poco fantasmagórica de la "mole" del Cuetu Negru...


Después del merecido descanso y el bocata zampado en dicha cumbre, y de tomar una cerveza que nos supo riquísima por lo inesperado de la situación, nos dispusimos a descender hasta la base de la estación de Brañillín por las mismísimas pistas de esquí. No fue lo mismo que esquiar... pero bueno... nos pudimos hacer una pequeña idea de lo que deben de sentir los esquiadores bajando por estas pistas... Ah... y por fín la dichosa niebla se borró de nuestras vistas... pero el frío seguía ahí... ya que en todo el recorrido no subimos de los -3 grados centígrados...





Para finalizar la explicación de esta bonita, sufrida y animada primera ruta del HAMPA, no puedo más que poner un par de fotos más. En la primera de ellas podemos ver el Cellón y la Pájara (estos tienen que caer como me llamo Chema) y a sus pies la estación de Brañillín, y en la segunda la verdad es que no se como se llamará esta montaña, hasta es posible que no tenga ni nombre, pero es una foto que muestra perfectamente lo que ha sido la experiencia sufrida. Frío, nieve, belleza y sobre todo.... diversión...



Y una vez acabada la ruta, como casi siempre que nos aproximamos a estas tierras nos vamos a comentar la jugada a Casa Ezequiel, con una buena jarra de cerveza en la mano y planificando futuras rutas que tenemos en mente realizar juntos... y quien sabe... ¿bajarnos hasta el centro peninsular para realizar alguna ascensión? Nunca se sabe...

13 comentarios:

Javier González dijo...

Bonito ruta y excelentes fotos, especialmente la cara norte de las Tres Marías. ¡Qué hermosa Montaña!!!
Saludos

Cienfuegos dijo...

Como se suele decir en estos casos: lo mejor la compañía, aunque no te quejes, que menudas fotos sacaste. Esa zona de Pajares me da a mi que es muy propensa a la niebla.
Un saludo

sherpa dijo...

Enhorabuena Gordonés por ese fructífero reencuentro! nunca se sabe cuando la vida nos da otra oportunidad para disfrutar de la montaña con los viejos compañeros. Guapa la ruta que habéis hecho, con viento y niebla , como debe ser...!!! jajaja, para curtirse es lo mejor. Ya vendrá el sol y con él se irá la nieve. Si es que lo queremos todo!!!
Un abrazo compañero, seguiremos atentos a las andadas del HAMPA!

fosi dijo...

Los momentos de apuro mejor en compañia,y los de disfrutar,tambien.
Bonitas fotos.
Un saludo.

Héroe de Leyenda dijo...

Terribles y gélidas imagenes que nos muestras Gordonés! Tuvisteís valor para realizar la ruta, yo no me hubiera movido de Casa Ezequiel hasta que no viera por lo menos 20 grados más en el termómetro! jaja.
Sino recuerdo mal... creo que fue ese fin de semana cuando estuve dando un paséin por Poladura y Viadangos. Me fijé en esos montes que anduvistéis y son bien atractivos. Ruta apuntada.
Un saludo!

Montañas de Gordón dijo...

Javier: Las 3 Marías son unos montañones espectaculares... qué te voy a contar a ti que no sepas... saludos...
Cienfuegos: No... si las fotos que pude sacar fueron chulísimas... Pero viendo el vaso medio lleno también se podría decir que lo que nos perdimos por culpa del mal tiempo debió de ser mucho. De todas maneras tienes razón. Lo mejor la compañía. Un saludo...
Sherpa: Joer si nos curtimos... Hemos aprendido más del invierno en esta ruta que en muchas invernales anteriores realizadas. La verdad es que tienes razón, nos estamos acomodando y eso no puede ser. Saludos...
Fonsi: Vamos que si disfrutamos de la ruta, pero casi más ahora recordándola que en el momento... je,je,je... Un saludo.
Héroe: Créeme que la ruta merece muy mucho la pena. Las vistas de todos los cordales Astur-leoneses que hay alrededor de la misma son muy hermosos, pero tienes razón... casi hubiese preferido quedarme en Casa Ezequiel, aunque el homenaje que nos dimos después fue de los que hacen época. Un saludo paisano...

Miguel Bueno dijo...

Tres ¡URRAS! por los valientes.
Algún día os esperaré en casa Ezequiel y os acompaño en las cañas.

Expresiones
Piedra

Sara dijo...

Paisanooooooooooooooooooo, me quito el sombrero ante ti...eso si que es valentía gordonesa.JOPELINES!!!!pero con el día que hacía, si es que esta zona, en los inviernos es muy traicionera, ainsssssssssss que valientes estais hechos, vamos eso no lo hago yo con ese día, ni aunque me pagasen millones de euros, ¡fijate bien lo que te digo!, yo hago como Piedra te esperaría en casa Ezequiel y que fuese mi Manuel con vosotros jajajaja.
Abrazote y enhorabuena de verdad, por esta salida y estas fotazas.Me ha encantado vuestra aventura. Una gozada.
Un achuchón con sabor a gordón

CARLOS dijo...

Saludos montañero. Bonita raquetada, las fotos precisosas. La hice una vez en verano, toda la cuerda hasta el Negrón, y me han entrado ganas de repetila pero con nieve. Gracias.

Montañas de Gordón dijo...

Miguel Bueno: Je, je,je.... la publicidad que estoy haciendo de Casa Ezequiel es gratuita, eh??? A ver si leen los post y al menos nos invitan a una buena pitanza en su restaurante..
Sara: Hola paisanaaaa!!! que tal estamos??? te tengo que confesar una cosa... Valentía??? Los coj... Si llegamos a saber la climatología que ibamos a tener por ahí arriba te confieso que nos hubiesemos quedado tapeando en Ezequiel (otra vez con la publicidad...) pero estaba tan bueno en el puerto y las previsiones eran tan buenas que nada podía fallar... hasta que falló claro... je,je,je,... Pero bueno... ahora con casi un mes vista de la ruta he de reconocer que lo pasamos muy pero que muy bien...
Por cierto... Si os es posible os aconsejo que hagáis una ruta por la zona de La Reina y San Glorio antes de que se quite la nieve... Está hermosísimo... hicimos el domingo una rutaza super chula hasta el Coriscao y el Pico Escaño que fue un auténtico escándalo de lo chula que fue. A ver si pronto puedo poner la entrada, pero la verdad, merece la pena tanto el esfuerzo de kilómetros hasta llegar allí como la travesía en si.
Un abrazo y un beso muy fuerte Sara...
Carlos: Qué pasa montañero... la verdad es que disfrutamos con la ruta, pero ahora me pasa lo mismo que a ti... la quiero repetir pero en verano y si es posible sin niebla para poder disfrutar de las vistas... ja,ja,ja... Un saludo amigo.

Abel dijo...

Buenas,

acabo de conocer este blog gracias a Ricardo Chao. Me ha prestado mucho este blog.
A mi tambien me gusta este mundillo, si quieres darle un vistazo

http://abelaparicio.blogspot.com/search/label/Senderismo

un saludu

Abel dijo...

NO es mala ruta para comenzar en esto de las raquetas

;)

Millaró dijo...

Impresionante. Esa ruta tenía yo ganas de hacerla, ya me habian hablado de ella, pero como bien dices, partiendo del Cellón.
Probablemente la realice, lo que pasa que cuando se quite la nieve. No soy muy amigo de hacer rutas por la nieve. Me da mucho respeto.
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...