jueves, 9 de diciembre de 2010

Ascensión a Torre Bermeja desde Vegabaño (II).

En primer lugar pediros a todos disculpas por no haber podido subir la segunda parte de la actividad con la rapidez requerida y prometida, pero una serie de problemas personales y laborales me han impedido poder hacerlo con mayor rapidez. Espero que la tardanza os haya valido la pena con esta segunda entrada.

Había finalizado la primera entrega con una foto de cumbre de los miembros del HAMPA, y después del merecido descanso y de las fotos de rigor de cumbre encaminamos nuestros pasos hacia el siguiente de nuestros objetivos, el Collado del Burro, desde donde obtendremos unas vistas impresionantes de la Reina, Torre Santa...


Comienzo del descenso hacia el Collado del Burro.

Al poco de comenzar el descenso Bermeja - Moledizos nos encontramos con la mayor dificultad para mi del recorrido... después de tanto tiempo pasado desde que realizamos la actividad no recuerdo bien cual fue la brecha por la que bajamos... (no se porqué me da a mi en la nariz que no bajamos por la correcta, ja, ja, ja...) pero leído con posterioridad blogs amigos que también describen esta ruta al parecer la brecha correcta por la que hay que bajar es la tercera, justo la que está antes de una pequeña subida de unos pocos metros, y a través de ahí bajaremos por dicha brecha que tiene piedra suelta pero que al poco tiempo conseguiremos dar con el final de la misma y que nos pondrá en el camino correcto para continuar el descenso atravesando la falda de los Moledizos....


En pleno descenso a través de la brecha de la Bermeja...

Hay que tener mucho pero mucho ojo con no liarla aquí, ya que las brechas anteriores de principio puede parecer más fáciles a la hora de realizar el descenso, pero puedes llegar a un punto en que el mismo se complique de tal manera que salvo que tengas una amplia experiencia de montaña la situación se pueda complicar hasta extremos no deseados... ya digo, es posible que mi ego personal me haga pensar que soy mucho mejor montañero de lo que soy en realidad, pero hubo un paso en el descenso (el famoso "paso del monodedo" bautizado así por nosotros) de no más de 2 o 3 metros de longitud, en el cual casi el único punto de apoyo era poder poner un dedo en una grieta (eso sí, encajaba perfectamente, ja, ja, ja), un punto de apoyo para el pie y debajo de nosotros no se cuantos metros hasta el abismo... con diferencia el momento más angustioso que he pasado en la montaña, por eso creo que nos equivocamos en nuestra elección de la brecha a la hora de descender, pero también es probable que para otros montañeros ese paso sea "pecata minuta" y pasen la misma con la gorra... pero claro, yo describo como me sentí en esos momentos y la verdad es que las pasé canutas... ja, ja, ja...

Torre Bermeja desde las faldas de Los Moledizos.

Pero el esfuerzo mereció muy mucho la pena... las vistas eran impresionantes, maravillosas, indescriptibles, era un paisaje jamás visto por mi en persona, un mar caótico de caliza que lo llenaba todo, desde luego era algo que no se puede describir... solo vivir y por suerte yo lo he podido hacer...


La Reina nos observa desde el horizonte...

A partir de aquí toda dificultad desaparece, salvo el esfuerzo ya acumulado y conscientes de que todavía nos queda mucho por andar, y solo nos queda transitar por un marcado sendero y perfectamente hitado que nos permitirá acceder al Collado del Burro sin problemas. pero ahora la marcha se hace mucho más tranquila y nos permite seguir disfrutando de las vistas...


¿La Robliza?


Los Estribos, Torre de la Cabra Blanca, el Diente, Garita cimera...


El Gato... Torre Santa...


Y volviendo la vista atrás desde el Collado del Burro los Moledizos.

Pero no teníamos suficiente... por lo que unos cuantos valientes, mientras otros descansaban merecidamente, nos propusimos acercarnos hasta Vega Huerta para poder ver de cerca a la Reina, pero un poco la prudencia, otro poco el cansancio acumulado y también la previsión de que todavía nos faltaba bastante camino para volver hasta Vegabaño y que no era cuestión perdernos por esos valles porque se nos hiciese de noche, nos hizo quedar mirándonos a la misma desde una especie de mirador natural que hay poco antes de comenzar a descender dirección Vega Huerta...


El Diente camino de las Torres de Cotalbín.


El Gato parece observarnos desde las alturas...


Torre Bermeja, qué diferente se ve por su cara norte.

Y por fin llegamos a admirar a Torre Santa en su máximo esplendor... es una montaña indescriptible... Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero en este caso valen más 5 minutos disfrutando de esta imagen en persona que cualquier foto que os pueda poner en el blog. Es la montaña más hermosa que he podido ver en persona, impresiona... enamora... la mires por donde la mires parece infranqueable... desde mi punto de vista solo para escaladores pata negra... yo me conformo con verla a cierta distancia, y será un recuerdo que perdurará en mi mientras viva...

Torre Santa (2.598 m). Abajo los pastos de Vega Huerta.


Pringao señalando por donde él piensa que se sube más fácilmente...

Pero todo lo bueno se acaba... y nos llegó la hora de dar la vuelta... después de unas cuantas fotos más nos decidimos a volver sobre nuestros pasos y dirigirnos hacia la Canal del Perro, por donde comenzaríamos el descenso...

Torrecerredo, máxima altitud de Picos (2.648 m).

Inicio del descenso de la Canal del Perro.

La Canal del Perro se trata de una larga pedrera que discurre hasta alcanzar la Collada de Frade. No es que sea terriblemente dura, pero después de la cantidad de horas caminando, los kilómetros transcurridos y la mala calidad de su piedra suelta nos hizo tener bastante respeto a la misma, por lo que descendimos sin prisas pero sin pausas, lo cual no impidió que siguiéramos disfrutando del paisaje...

Descendiendo a través de la Canal del Perro...


Altos del Verde (2.181 m) finalizando el descenso de la Canal.


Detalle de la Canal del Perro.

Y alcanzado al fin la Collada del Frade ya solo nos queda culminar el descenso de nuevo hasta la Campa de Vegabaño... después de más de 12 horas de recorrido, más de 20 kilómetros de travesía, y con las piernas machacadas, (a alguno hasta le temblaban las piernas sentado), pero con una satisfacción por los objetivos alcanzados y una certeza... se había formado un nuevo grupo de montañeros... el HAMPA... ojo... si nos encontráis por el monte no nos propongáis una ruta, porque estad convencidos que no tardaremos en realizarla... ja, ja, ja...


Peña Prieta, Peña Gabanceda, Pico Murcia, Espigüete desde la Collada del Frade.


El bosque nos vuelve a dar la bienvenida a nuestra vuelta a Vegabaño.

Y sin nada más volver a reiterar mis disculpas por la tardanza de esta segunda entrada, espero que haya merecido la pena la misma, y que os haya podido transmitir un poco las sensaciones que sentimos nosotros al realizar esta actividad... Ah... y animaros a realizarla, nos os decepcionará en absoluto.

9 comentarios:

sherpa dijo...

Hola Gordonés:
En primer lugar espero que esos problemas se hayan resuelto favorablemente.
En segundo, te diré que ha merecido la pena la espera, esas fotos de Torre Santa...brutales, que pasada.
Y en tercer lugar, aunque seguro que lo tienes presente, la cima siempre es la mitad del camino, y las bajadas te pueden complicar la vida, me recuerda a las numerosas ocasiones en que nos ha pasado algo parecido.
Un abrazo.

CARLOS dijo...

La Bermeja, Picos, Vegabaño, suspiros, que preciosidad de fotos, que buen reportaje, algún día volvereeee, saludos.

Miguel Bueno dijo...

Se te hacía recorriendo las invernales de León y esperábamos tus entradas, ahora tranquilo de que todo va bien.
Me imagino la dureza de la ruta de hoy, nosotros desde Vegabaño llegamos un poco más lejos de la Canal del Perro y ya fue una jornada para volver.
No te pierdas.
Expresiones
Piedra

carlosdepazramos dijo...

A ver so moñas!!..
Así que nos equivocamos de canaleta de bajada eh?....Seras mamón....no te llevamos por los jitos?..no vistes los jitos?..
Y en cuanto al paso del monodedo?..así que cientos de metros de caida eh?....ya te daré yo a ti. Hasta ahora el HAMPA hemos cmplido el 100% de Planes A.
Ánimo con lo tuyo y unete a la próxima salida. Que tengo ganas de quemar una camiseta..de un amigo.
Salud.

Sara dijo...

Mi paisano querido....verte por aquí me indica que esos problemas comienzan a ir mejor? un día de estos te llamo por teléfono, para charlar contigo mejor y más tranquilamente, para que me cuentes como va todo.
Que preciosidad de ruta....y yo animada a hacerla estoy pero....si tú las pasaste canutas... ¿te imaginas la que prepararía yo por esa piedra suelta y por esa brecha? vamos para grabarme jajajaja.
Nosotros venimos encantados con La Rioja y eso que el tiempo fue horroroso, pero aún así ...conseguimos hacer tres rutas.
Ya nos contaremos mutuamente.
Ahora te dejo mi abrazotedecisivo, lleno de cariñossssssssss. Cuidate mucho y date muchos mimos.
Ya sabes que por aquí las cosas están muy... muy mal... y el sentimiento de rendición se apodera de la cuenca y eso es malo, malo muy malo.

Riañés dijo...

Estás perdonado chaval. Espero que la evolución del principal problema que has tenido, siga siendo satisfactoria. En cuanto a la segunda parte de la ruta, ha estado correctamente descrita y con bonitas fotos, identificando los picos que hay alrededor de Torre Santa. Sólo discrepo cuando pusiste que habíamos bajado por un sitio que no era el correcto; aquí me voy a explicar un poco, si bajamos por la siguiene grieta, teníamos que haber bajado con cuerdas, ya que había una pared vertical de unos 25 metros de caida y en la anterior, pasaste tu por ella, y también nos pareció que no estaba pisada y por tanto, la gente no bajaba por ella; la más pisada es por la que bajamos nosotros. En cuanto al paso del monodedo, de ellos hay unos cuantos en picos, hasta en las rutas más fáciles siempre te encuentras algún paso de este tipo, o con sedos que parecen acantilados con grandes caídas al abismo, es todo cuestión de coco y de ir acostumbrándose poco a poco a perder el vértigo que se tiene.
Un saludo y un abrazo Gordonés.

Valentín. dijo...

...Ese paso que dices, jajaja. como te equivoques te puedes meter en un buen marrón, más que por la dificultad por la mala calidad de roca, que se deshace como arenilla.
Ahora que te haya entrado el gusanillo de Picos y repitas cuanto antes.
Saludos!!

L.A.R. dijo...

Buen reportaje, aunque en algunas cosas le echas más cuento que Calleja. (!)
;-)
Se te ha olvidado contar que bajamos Cuesta Fría de noche con la luz de nuestros frontales... esos datos son importantes. Una ruta como estas lleva todo el día.

La siguiente gran ruta colectiva debe ser invernal.

Un saludo para todos

L.A.R. dijo...

Chema, puntualizo yo también, al igual que ya lo han hecho Carlos y Eduardo.
En todo momento bajamos por la canal correcta. No erramos el camino, ni un solo momento y el paso que tu llamas el "monodedo" es el paso normal en la subida desde la Collada del Burro. Por si no lo recuerdas estaba jitado como bien indica Carlos.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...