sábado, 24 de noviembre de 2012

Madeira. Una isla para visitar y disfrutar (parte 3ª). Levadas de Risco y de las 25 Fontes.

Distancia: 13 km.
Desnivel: Unos 400 metros en total.
Tiempo: 4 horas y media(con descansos).
Dificultad: Baja. Apta para cualquier persona acostumbrada a caminar. Ruta señalizada en su completo con estacas por lo que es también imposible perderse.
Mejor época del año para realizarla: Cualquiera, ya que una de las principales características de la isla es que goza prácticamente durante todo el año de la misma climatología, sin crudos inviernos ni excesivamente calurosos veranos.
Un mes después de mi última aparición voy a comentar el tercer bloque de nuestro viaje a la isla de Madeira, en el cual voy a pasar a relatar la primera de nuestras actividades de senderismo realizadas en la isla.
 
Una de las principales características y atractivos de la isla de Madeira son sus archiconocidas Levadas, las cuales se crearon originalmente por la necesidad de abastecer el sur de la isla, más poblado y con mayor producción agrícola, pero más seco, con agua proveniente del oeste o noroeste de la isla, donde las precipitaciones son más abundantes. La razón es el relieve extraordinariamente montañoso de la isla, que son sus 1.800 m de altitud máxima retiene los vientos alisios en su cara norte y da lugar a un tipo de vegetación conocido como laurisilva, que condensa la humedad de las nubes. En el siglo XVI, los portugueses comenzaron a construir las levadas para regar las plantaciones de caña de azúcar, ya que, en aquella época, el azúcar era conocido como "oro blanco", y muy pronto las viñas que producirían el vino de Madeira. En aquella época, la construcción, hecha con maderas y piedra volcánica, era de carácter privado para el regadío, unas pocas se usaban para llevar el agua de un lado a otro de la isla. En el siglo XIX, el estado empieza a subvencionar la construcción de las levadas y hace su aparición el cemento. De este periodo destaca la levada Velha do Rabaçal, construida entre 1835 y 1860, y que hoy es punto de partida para nuestra primera actividad, la que visita las levadas de Risco y de las 25 Fontes. En 1947 se acomete un ambicioso plan de ampliación que debía servir también para producir energía eléctrica. Entonces, el área irrigada en la isla apenas superaba los cien kilómetros cuadrados. En 1967, la red de levadas había crecido de 1.000 a 1.400 km de longitud. Algunas levadas atraviesan la montaña. En sólo 20 años, se amplía el área irrigada de 100 a 300 kilómetros cuadrados. Cien de los kilómetros de levadas construidos, de los cuales 20 eran de túneles, a unos 1.000 m de altitud, sirven para abastecer cuatro centrales hidroeléctricas nuevas. Las que sirven para el regadío únicamente, se encuentran a unos 600 m de altitud.
Existen unos 1.400 km de levadas formando una red de senderos, tienen una forma en U estrecha para evitar la evaporación del agua, su pendiente es ligera, lo que las hacen perfectas para poder disfrutar del senderismo y de las vistas de las diferentes latitudes de la isla de Madeira.

A continuación voy a pasar a describir unas de las primeras levadas realizadas por nosotros, la del Risco y la de las 25 Fontes, que por cierto son las más visitadas de la isla, primero accederemos a través de una carretera asfaltada de unos 3 km hasta el refugio do Rabaçal desde donde sale el camino por el que iremos a dar a la primera levada, la do Risco...

Punto de partida hacia la levada do Risco y la levada das 25 Fontes.
Este trayecto de 3 km se hace algo pesado principalmente por el continuo paso de gente (¡¡menuda manifa, por dios!!) y porque hay una especie de "taxis" para aquellos más holgazanes que quieren ahorrarse estos kilómetros y disfrutar solamente de las levadas propiamente dichas, pero como se puede comprobar, las diferentes vistas de la isla bien merece la pena patear dichos kilómetros.


Camino hasta la levada.
Las hortensias se encuentran por todas partes en la isla de Madeira...
 
Hortensias.
Y demás flores autóctonas de las cuales desconozco el nombre pero con una enorme belleza...
 
En escasos cuarenta minutos alcanzamos ya el desvío donde comienza en realidad las levadas, como podéis observar está perfectamente señalizada...
 
 
Al inicio de la levada do Risco todo era disfrutar de los amplios valles repletos de brezo y laurisilva que no dejaba ni tan siquiera intuir la roca volcánica existente en la isla...
 


 
Pero poco a poco el valle se iba encajonando haciéndonos disfrutar de un paisaje tropical en todo su esplendor...
 
Al fondo la Cascada do Risco.
El camino se hacía tranquilo y agradable sin fuertes pendientes... 
 
Hermi posando para la foto.
 Una cosa que me sorprendió de nuestra estancia en la isla es que, a pesar de la sequía que había pasado este año Madeira, todo estaba increíblemente verde y seguía brotando el agua por doquier... me hubiese gustado poder visitarla un año de lluvias normal, debían de estar todas los manantiales, cascadas y levadas increíblemente llenos de agua.
 
El verde era el color dominante.
El agua, pese a la sequía, brotaba por todas partes.
 Y por fin llegamos al primero de nuestros objetivos... la cascada do Risco, punto final de la zona transitable de esta levada...
 
Llegando a la cascada...
Punto final de la levada en la Cascada do Risco.
 Y como no... habrá que posar delante de la cascada... (perdón por la calidad de la foto y del careto del que posa, no se en qué estaría pensando...), como he dicho anteriormente lástima que este año haya sido tan seco y casi no haya agua en la cascada... aún así las vistas son fascinantes.
 
Cascada do Risco.
Después de descansar un poco, y de hacer la correspondiente legión de fotos, continuamos nuestro camino hacia la levada das 25 Fontes...
 
Caminando por la levada...
El agua se escuchaba y la veíamos por todas partes...
 
Pequeñas fuentecitas amenizaban la vista.
Y a la vez el sendero se iba estrechando hasta hacerse una trocha por la que muchas veces teníamos que andar encima del canal de la levada...
 
Camino de la cascada das 25 Fontes...
Pero en todo momento la seguridad era total, y como se puede observar en la foto anterior, ante la más mínima posibilidad de caerse por la ladera el camino estaba vallado haciendo casi imposible que ante cualquier resbalón nos fuésemos al fondo del valle.
 
Levada en "cascada" cerca de las 25 Fontes.
Y por fin llegamos al segundo de nuestros objetivos del día, la cascada de la levada das 25 Fontes... las imágenes hablan por sí mismas...
 
 
Cascada das 25 Fontes.
De nuevo había toda una "manifa" en ella.. y hubo que pasar un buen rato para poder hacer fotos solo a la cascada, pero el tiempo de espera mereció por completo la espera...
 
Detalle de la roca volcánica de la cascada...
Belleza natural.
 Y como no... una foto de uno de los protagonistas de la actividad... ahora un poco más decente... lo siento por los que no le guste la camiseta... pero es que me sienta muy bien el azul... jejeje...
 
Un servidor satisfecho por el objetivo alcanzado.
Pero merece más la pena que salga sola esta maravilla de la naturaleza... por cierto... el agua estaba buenísima para el baño, de hecho hubo gente bañándose en la misma...
 
Detalle cascada das 25 Fontes. Madeira.
Y una vez descansado un poco y repuesto fuerzas volvimos por nuestros pasos hasta el punto inicial de la actividad...
 
Satisfacción por la actividad realizada.
En resumen... desde mi punto de vista es una ruta que toda persona que se acerque hasta la isla debe de hacer, tanto por su belleza como por su sencillez... no quedará defraudado, y si tiene la suerte que va en un año medianamente húmedo estoy seguro que la ruta ganará en belleza y verdor por doquier. Un saludo y a todos y hasta la próxima entrada...


5 comentarios:

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Tardón pero bueno.
Ahora tus paseitos por cumbres nevadas.
Abrazos
Piedra

CARLOS dijo...

Que guapo!!! el lugar es precioso y espectacular. Un abrazo.

sherpa dijo...

Si con las dos entradas anteriores lo tenía claro, ahora no hay ninguna duda y me reafirmo. Un sitio que hay que conocer. Gracias por mostrarnos este paraíso.
Saludos.

Cienfuegos dijo...

Que pasada esa cascada das 25 fontes. Precioso lugar. Creo que ya te comenté lo que se me apètece conocer Madeira en alguna de las entradas anteriores (dientes largos!!!).
Un saludo

Sara dijo...

Paisanoooooooooooooooooo, que fotazas, así me gusta de senderistas por Madeira,y es que por lo que nos muestras es bien preciosa la isla,se percibe que lo disfrutasteis de lo lindo...si alguna vez cruz el charco jejejeje me apunto a este paisaje precioso. Que reportaje más bonito has compartido...que por otro lado ya era hora eh!!! jejejeje.
De lo de Fontañán, ya sabes, avisa y será una gozada hacer esta cima contigo, está al ladito de casa mismo, te esperamos José María y después comidina rica en cualquier lugar de nuestra zona montañerisima.
Abrazotedecisivo paisano y no trabajes tanto que estás desaparecido...¿nos vemos en Fontañán?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...