miércoles, 1 de julio de 2015

Circular Cardaño de Arriba - Collado del Ves - Pozo Curavacas - Pico Curavacas - Curruquilla - Hoya Contina - Cardaño de Arriba.


Para acceder al track pinchar aquí: Track

Distancia: 23 km.
Duración: 11 horas y 45 minutos.
Desnivel acumulado: 1.900 metros.
Dificultad: Desde mi punto de vista Muy alta, Presenta grandes desniveles, gran distancia, partes sencillas de trepadas, algún que otro patio y prácticamente 12 horas de actividad sin descanso.
Mejor época del año para realizarla: Sin duda finales de la primavera o principios de verano. También al principio del otoño, cuando el calor baja y todavía los días no son demasiado cortos, aunque en este caso yo realizaría la misma acompañado por un buen frontal, en primavera y en invierno únicamente la aconsejo para profesionales

Ruta realizada el pasado día 20 de junio de 2015 junto con Toño, Eduardo, Javi Brieves y Jorge, en la que partiendo de la localidad de Cardaño de Arriba nos dirigimos en primer lugar al Collado del Ves, para luego descender hasta el Pozo Curavacas, y luego ascender consecutivamente al Pico Curavacas (2.524 m), el Pico Curruquilla (2.419 m) y finalmente el Pico Hoya Contina (2.391 m), para luego volver tras un trepidante descenso de 1000 metros hasta Cardaño de Arriba.

Partiendo desde la bella localidad de Cardaño de Arriba
Comenzamos la actividad a las 10 de la mañana por el camino que lleva al Pozo de Las Lomas, con tranquilidad, ya que la misma se preveía larga y dura (como finalmente fue) y empezando a disfrutar de las primeras vistas del día...

Cascada y puente en el camino del Pozo de Las Lomas.
Y disfrutamos de las primeras vistas también del Pico Espigüete, otro coloso de la montaña palentina.

Espigüete 2.450 m.
Más o menos a la media hora de camino, justo en un cartel indicador que nos señala la dirección a seguir hacia el Pozo de Las Lomas, a la derecha surge una pequeña trocha que es la que tendremos que tomar para dirigirnos hacia la Collada del Ves...

Desvío Collada del Ves.
Subimos en unos 3 km (más o menos) cerca de 500 metros de desnivel hasta llegar a la Collada del Ves, pero según ascendemos descubrimos nuevos lugares de la montaña palentina no muy visitados por el seguimiento que he hecho de la ruta antes de realizarla, y que la verdad es una pena... como por ejemplo la Cascada de la Rencada y otra serie de pequeñas cascadas sobre el arroyo Hornaz.

Cascada en el arroyo de la Rencada.

Cascada arroyo Hornaz
Una vez superada una pequeña zona de altas escobas y con la trocha perfectamente marcada (no hay posibilidad de pérdida) llegamos a una zona más amplia donde, a la derecha, observaremos por fin la Collada del Ves...

Espigüete y Pico Murcia subiendo a la Collada.
El terreno se pone cada vez más "píndio" pero con la agradable conversación sobre diversos temas se lleva todo mejor...

Camino de la Collada...
Observamos también claramente por donde descenderemos al final de la jornada hacia Cardaño de Arriba...

Hoya Contina (2.391 m).
Y por fin, tras dos horas de caminata, alcanzamos la Collada del Ves con unas vistas espectaculares a nuestro alrededor, en primer lugar hacia el Espigüete y el Pico Murcia...

Espigüete y Pico Murcia
Y en frente nuestra a los objetivos del día, Curavacas (2.524 m), Curruquilla (2.419 m) y Hoya Contina (2.391 m).

Integral del Curavacas realizada.
Habrá que inmortalizar la llegada a la Collada del Ves, ¿no?...

Un servidor en la Collada...
Y tras un breve descanso y tras comer un poco de fruta comenzamos el descenso hacia el Pozo Curavacas...
Descendiendo animadamente hacia el Pozo Curavacas.
Admirando también la belleza del valle de Pineda, decidimos que en vez de aproximarnos hasta el Chozo del Tío Vicente, para no perder altura, seguir curvas de nivel para dirigirnos al Pozo Curavacas...

Valle de Pineda y Pico Lezna (2.208 m).
La primera observación del Pozo es impresionante, lago de origen glaciar que se encuentra a las faldas del Curavacas y que, estando al pie de esos colosos presenta una belleza inenarrable, es algo que solamente los que hayan estado allí sabrán qué es lo que digo.

Pozo Curavacas al pie de la gran mole

Además el Pozo Curavacas presenta gran número de leyendas como por ejemplo la siguiente, sacada de la página de la Junta de Castilla y León:

"La tradición cuenta que en cierta ocasión un labriego, de un pueblo cercano, se dirigía con su carro a casa acompañado de su hijo por los altos de Pineda, cuando vio interrumpido su transitar por una gran nevada, ya que era principios de invierno.

Ante el hecho de no poder seguir adelante, dejó el carro y a su hijo en el junto a la pareja de bueyes, con el fin de que estos le diesen calor con su aliento y él comenzó andar en busca de socorro.

La nieve, que había caído de manera copiosa había borrado todos los senderos, por lo que el labriego se vio perdido, llegando cerca del Lago Curavacas, el cual tenía serenas sus aguas como limpio espejo, pero cuando estaba demasiado cerca de la orilla, las aguas se encresparon, brotando de fondo del mismo, atronadores rugidos producidos por el alma de un hombre que había muerto ahogado en el lago.

El labriego le interrogó, preguntándole quien le había llevado allí y el rapaz le contestó, un joven llamado Lorenzo el cual me ha dicho: que en los pueblos de estos alrededores se ofrezcan todos los años diez libras de cera para que Dios les proteja del alma en pena del Pozo Curavacas (La Montaña Palentina: Fuentes Carrionas y la Peña; Gonzalo Alcalde Crespo)".

Pozo Curavacas, Curavacas y la Aguja del Pastel.


Detalle Curavacas y Aguja del Pastel...
Tras un breve descanso, reponiendo líquidos y algo de alimentos, nos disponemos a iniciar la ascensión al Pico propiamente dicho, rodeando, por su margen izquierda el Pozo Curavacas...

Iniciando la ascensión.
Desde un inicio la cosa se puso "píndia", esta ruta no deja descanso al sufrido montañero...

Jorge y Javi en los primeros repechos fuertes....
Cada pequeño descanso aprovechábamos para observar el paisaje... siendo una atalaya perfecta para ver todo el sector de Peña Prieta (2.539 m), Pico del Diablo (2.534 m y techo de Palencia), Pico Tres Provincias (2.497 m), etc...

Sector de Peña Prieta (2.534 m), techo de la Cordillera Cantábrica.
También, más hacia el Norte, aparecían al fondo los Picos de Europa...

Valle de Pineda y al fondo parte de Picos de Europa.
Más o menos, a mitad de la ascensión, comenzamos a divisar perfectamente la "Senda del Notario", paso que los montañeros más avezados y con menos vértigo suelen elegir a la hora de llegar al cordal, nosotros, debido principalmente, a la cantidad de nieve helada que quedaba todavía, preferimos realizar otra alternativa, con menos peligro pero también con alguna que otra trepada interesante...

Senda del Notario todavía con neveros.
En la siguiente imagen podemos divisar todo el sector de Peña Prieta hasta el Pico Cuartas (2.451 m).

Sector Peña Prieta
Y en la posterior, con algo de zoom, divisamos la cumbre más occidental del Curavacas (que no ascendimos) y la Aguja del Pastel...

Curavacas Occidental y Aguja del Pastel.
Como dije anteriormente, para evitar el pesado pedrero que nos llevaría a la loma del Pico, lo que hicimos es ascender a través de una brecha y realizar una sencilla y divertida trepada (el que se descargue el track la divisará perfectamente) que nos ahorrará algo de tiempo y canchal en la ascensión, de todas maneras, quienes no quieran realizar la trepada únicamente tendrán que ascender por el canchal más situado al margen izquierdo de la pared y al final se accederá al mismo sitio que por aquí...

Sencilla trepada.
Ya una vez ascendida la brecha alcanzamos ya la loma que desembocará en el Pico...


Loma y al fondo el Curavacas.
Impresionantes las vistas desde aquí, había que aprovechar para hacerse una foto delante del principal protagonista de la actividad...

Un servidor posando delante de la mancha amarilla.
Tras las fotos de rigor comenzaremos un breve descenso que nos llevará a enlazar con la Senda del Notario una vez evitado el peor paso que estaba cubierto por la nieve.

Descenso que enlaza con la Senda del Notario.
Aquí empieza la trepada más entretenida y que pondrá a prueba el vértigo que sientan los montañeros cuando se sitúen delante de ella, la misma es muy sencilla (una vez realizada lo puedo decir) y con muy buenos agarres, pero no me quiero imaginar como podrá ser la misma para aquellas personas que quieran realizar la ascensión con la roca mojada o en una invernal...

Vistas de Peña Prieta, Pozo y Picos desde la Senda del Notario.
Tuve tiempo para sacar alguna foto de mis compañeros mientras realizaban la trepada más complicada del día, que no presentará ninguna dificultad a aquellos montañeros acostumbrados a trepar por la montaña...

Trepando por el Curavacas.
Una vez superado este escollo solamente nos quedará ascender la pala final de 100 - 150 metros hasta la cumbre y así poder alcanzar el primer objetivo del día... el Pico Curavacas (2.524 m).

Pico Curavacas (2.524 m).
Había que hacerse la foto de rigor entre todos los miembros que realizamos la actividad...

Chema, Javi, Jorge (de pie) Toño y Edu (de rodillas) en la cumbre.
Ahora una serie de instantáneas tomadas desde la cumbre del Pico...

Peña Prieta y Picos...

Curruquilla y Hoya Contina...
Y, como no, había que inmortalizarse en tan bella como mítica cumbre de la montaña Palentina...

Disfrutando de la cumbre.
También quise sacar una foto en la que se puede observar Vidrieros, desde donde parte la ruta más habitual de ascenso al Curavacas, en la que, tras más o menos 10 km de actividad y 1.100 metros de desnivel positivo también se puede alcanzar esta cumbre. Aunque según gente que ha realizado las dos rutas la realizada por nosotros es más bonita pero a su vez mucho más costosa...

Vidrieros desde la cumbre.

Peña Prieta, Pozo Curavacas y Picos de Europa.
Pero tras disfrutar del merecido bocata y de las vistas, y como no, también descansar un poco, nos dirigimos al segundo de nuestros objetivos, el Pico Curruquilla (2.419 m).

Espiguete entre el Curavacas Central y el Occidental.
Los kilómetros y las horas comenzaban a pesar en los pies, por lo que sin prisas, pero sin pausas nos dirigimos al segundo de nuestros objetivos, atravesar las tres cumbres del Curavacas no se trata de un paseo, ya que hay que atravesar una serie de viras, en las que hay que poner los cinco sentidos para no tener un tropezón y acabar en el fondo del valle...

Pico Espigüete (2.450 m).
Voy a poner solo una foto de las viras que hay que atravesar para dirigirnos hacia el Curruquilla, ya que presté todos los sentidos en realizarlas y no tuve mucho tiempo para fotos...

Edu y Jorge negociando con las viras...
Una vez atravesadas las mismas hubo un pequeño tiempo de relax hasta llegar a la collada que da subida al Curruquilla, en las que se pudo disfrutar de la cresta y de las vistas que teníamos por delante...

Cresta que lleva al Curruquilla y al Hoya Contina.
Por detrás de nosotros no podía dejar de fotografiar un detalle de la Aguja del Pastel... bien codiciada por los alpinistas que quieren acceder a la misma...

Aguja del Pastel.
El Espigüete simplemente espectacular...

Espigüete
Sobre el Curruquilla decir que no presenta ninguna dificultad su ascensión desde la collada, pero que su pala de 200 metros, una vez acumulados ya en las piernas unos 1.500, se puede hacer muy pesado y hay que realizarla con tranquilidad... No me quiero imaginar lo que puede ser realizar esta ruta en verano, ya que el sol dará de pleno sin ningún tipo de sombra durante toda la actividad...

Cumbre del Curruquilla (2.419 m).
Tras reponer algo de líquido nos dispusimos a afrontar el último de los objetivos del día, el Hoya Contina (2.391 m), más entretenido de ascender que el Curruquilla, ya que presenta alguna pequeña zona de sencilla trepada y alguna que otra vira también sencilla, pero que tras 1.700 metros de desnivel acumulado en las piernas y las casi 10 horas que llevábamos hasta ese momento de actividad hizo que nos tomásemos su ascensión con la precaución debida...

Descenciendo hacia la collada que nos lleva al Hoya Contina.

Pico Hoya Contina desde la collada.
Este pico nos deparará otra bella sorpresa en forma de lago, ya que podremos observar perfectamente los Pozos del Ves...

Pozos del Ves
Y en plena ascensión al Hoya Contina, en una pequeña grieta que hay en la misma, poder observar la belleza del Pozo, lástima que no saliese la foto tan perfecta como me hubiese gustado...

Grieta y Pozo
Y tras subir la pala de más o menos unos 150 metros de desnivel por fin alcanzamos la última cumbre del día, el Hoya Contina con 2.391 m.

Hoya Contina, detrás el Curruquilla.
Y desde la cumbre "solo" nos queda descender unos 1.000 metros de desnivel para regresar a la localidad de Cardaño de Arriba, a través de una sencilla loma en primer lugar, y luego, una vez de nuevo junto al arroyo Hornaz, bajar por el mismo sitio por el que ascendimos a la Collada del Ves hasta llegar a Cardaño...

Breve descanso en el descenso.
En resumen, se trata de una ruta a la que yo denomino "pata negra", en la que solamente los montañeros más preparados (y no me refiero a gente que escale, sino a los que quieran hacer una actividad de un único día y con fondo físico suficiente) deberán realizarla, ya que la misma presenta una fuerte distancia (23 km), un desnivel elevado (1.900 metros positivos y otros tantos negativos), y un tiempo de realización largo para lo que suele ser habitual (12 horas), eso sí, quienes la realicen disfrutarán de una belleza en el paisaje y unas cumbres privilegiadas que nos permitirán ir disfrutando cada minuto de la ruta.
También decir que desde mi punto de vista la mejor época del año para realizarla será en primavera o madrugando en otoño, ya que en verano el calor puede ser demasiado elevado para el esfuerzo requerido y en invierno la ruta, (desde mi punto de vista), solo sería apta para aquellos montañeros a los que se les podría calificar de "profesionales¨", al menos visto desde mi limitación propìa.
Un saludo y  hasta la próxima actividad....

5 comentarios:

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Yo que me hice 7 horitas casi en llano para llegar a Viango y me parece una hombrada, lo vuestro es sobrehumano. Enhorabuena

Expresiones

Piedra

Cienfuegos Caleyeru dijo...

Que pena no haber podido acompañaros, Jose María, pero ese día no podía llegar de noche a Oviedo. Yo ese día tampoco lo hice mal, pero aún me quedé lejos de esos 1900 m de desnivel acumulado, gensanta!!.
Lo dicho, que pena, porque es una rutaza. A ver si tengo manera de copiarosla algún día.
Un saludo

Monchu dijo...

Muy buena la pateada, me hubiera gustado haberos acompañado, pero no pudo ser. Me queda pendiente esa opción del Curavacas, ya caerá.
Buen grupo os juntásteis.
Un abrazu

Valentín Aroe dijo...

Magnífica ruta, menudo palizón, nosotros la teníamos en "pendientes", pero vivaqueando en los Pozos del Ves.

Quizá carguemos con el mochilón y pasemos dos noches por esos parajes, o nos pongamos una mochilita de esas "ultrapequeñas" solo con agua y corramos lo más que podamos, ya veremos.

Saludos!!!

Sara dijo...

Paisanoooo que la montaña palentina es mucha montaña, pero lo conseguiste. Muy chula la entrada.
Mi abrazotedecisivo, y seguro que estarás disfrutando ya de tus ansiadas vacaciones...nosotros nos vamos por finnnn el viernes, que ganas.
Mi abrazotedecisivo y otro para Hermi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...