viernes, 13 de julio de 2018

PR - LE - 34, Besande - Pico Arbillos - Valverde de la Sierra - Besande.


Powered by Wikiloc

Si a alguien le interesa el track que pinche aquí: Besande - Pico Arbillos - Valverde de la Sierra - Besande.

Distancia: Cerca de 18 kilómetros.

Duración: 6 horas y cuarto. Incluida una hora de descanso.

Desnivel acumulado: unos 750 metros.

Dificultad: Media. Los casi 18 kilómetros y más de 750 metros de desnivel hace necesario calificar la misma como media. Pero no presenta ninguna dificultad técnica... la ruta transcurre principalmente por caminos (más o menos un 60% de la actividad), trochas (un 35%) y carretera asfaltada (un 5%). La actividad está mayoritariamente marcada con balizas hasta llegar a Valverde, desde ahí no hay pérdida... tras un breve paseo de más o menos un kilómetro por la carretera asfaltada tomaremos el desvío a nuestra izquierda y nos meteremos en el camino que nos llevará, primero al pinar y luego, de nuevo, a Besande.

Mejor época del año para realizarla: Desde mi punto de vista en primavera y en otoño... Disfrutaremos en primavera del verdor de los pastos, la floración de las plantas y que los árboles obteniendo de nuevo el manto verde... y el otoño tiene su encanto por la gran variedad de colores que obtendremos en los bosques cercanos. En verano no es que no sea bonito, pero con el calor (solo hay sombra en la zona del pinar) puede hacerse un poco largo si no se madruga lo suficiente para no padecer la época estival, y en invierno debe ser una gozada en época de abundancia de nieve, pero es posible que los caminos se pierdan y en las zonas altas haya hielo, por lo que habría que extremar la precaución.

Como acceder hasta Besande: las principales vías son dos... la primera desde  la CL-625 hasta Guardo, desde ahí en Velilla del Río Carrión coger el desvío por la P-215 y luego por la LE-215 hasta llegar a Besande. La otra opción es ir desde Riaño por la N-621 hasta Boca de Huérgano, y desde ahí pillar la LE-215 hasta Besande.

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD:

La ruta fue realizada en agosto de 2017, se trata de una de las rutas propuestas por la zona de la Red de Parques Naturales de Castilla y León, en concreto la PR-LE-34, para la cual empecé con un buen madrugón para evitar los calores estivales, pero que mereció la pena porque, por la tarde Lorenzo apretaba como tiene que hacer en esa época del año...

Panel indicativo de la ruta a realizar.
 En Besande hay buenas para aparcar, yo lo hice al lado de la fuente del pueblo, desde cuyo punto se encuentra el panel indicativo y es, a su vez, la zona de inicio de la ruta...

El inicio de la misma (primer kilómetro) transcurre a través de una amplia pista y sin apenas desnivel, lo que nos servirá para ir calentando las piernas, una vez transcurrido dicho kilómetro veremos el crucero indicativo del desvío que tenemos que coger para dirigirnos a nuestro objetivo el Pico Arbillos (1.978 m)...

Crucero indicativo con distintas opciones a tener en cuenta, yo al Arbillos...
 A partir de este punto abandonamos durante unos cuantos kilómetros la pista y caminaremos por una trocha ganadera que se puede observar claramente durante todo el recorrido... a partir de aquí comienzan las cuestas y el desnivel de subida...

Parte norte del Pico Arbillos.
 Fui ganando altura paulatinamente, sin grandes pendientes pero de manera constante a través de un pinar en repoblación (todavía los mismos no eran demasiado grandes y  conservaban el protector para que los animales no se coman los brotes), comenzaremos a observar las bellas cumbres que tenemos en nuestro alrededor y que desde el valle no podemos observar... Como en este caso los Picos Moros y el Cerroso entre otros...

Vistas hacia los Picos Moros...
 Hacia el norte comenzaremos a ver también, entre otras cumbres el Yordas, Peña Redonda, Cuetu Cabrón, Gilbo..., es decir, gran parte del sector de cumbres de la zona de Riaño...

En el centro el Pico Yordas, a la derecha el Redondo y a la izquierda el Gilbo.
 Y como no, Besande en su totalidad, con las Peñas Blancas como eterno guardián a sus pies...

Besande, detrás las Peñas Blancas.
Como he comentado al principio de la entrada, la actividad está en todo momento señalizada por balizas y por las conocidas rayas amarillas y blancas en aquellos puntos donde no las hay... de todas maneras la trocha es perfectamente perceptible en todo momento.

Al fondo el Pico Arbillos.
La ascensión es constante pero sin grandes rampas, lo que nos va a permitir disfrutar de las vistas...

A mitad de ascensión las vistas hacia la zona de Sabero son bien bonitas...
Hasta que llegamos a la primera de las colladinas, donde empezamos a observar la montaña Palentina y vemos sus grandes cumbres en todo su esplendor, entre otros el Espigüete, Curavacas, Pico Murcia, Pico Fraile, La Cueta, etc...

Espigüete (2.450 m).
Mención a parte me merece el Curavacas, una de las cumbres más bonitas e importantes que he alcanzado, hacía tiempo que no estaba por los entornos y su visión me atrajo muy buenos recuerdos. Si a alguien le apetece ver la ruta que realizamos que pinche la siguiente entrada: Cardaño de Arriba - Curavacas - Curruquilla - Hoya Contina.

Curavacas (2.520 m).
También otra de las cumbres importante dentro de las montañas leonesas y palentinas, el Pico Murcia, ascendido también en su día y que espero volver a realizarla próximamente... hace tiempo que no me acerco por el entorno...

Pico Murcia (2.351 m).

Vista general del sector Pico Murcia - Espigüete.
Siguiendo el camino y la suave cuesta comenzamos a ver las cuatro pilastras que caracterizan la cumbre... lugar donde los lugareños solían descansar cuando llevaban sus rebaños a esta cima a pastorear cuando las ovejas abundaban por el entorno...

Pilastras típicas del Pico Arbillos.
Y por fin, alcancé la cumbre, zona limítrofe entre las Provincias de Palencia y León, desde la cual podremos observar claramente la localidad palentina de Velilla del Río Carrión...

Hacia el sur Velilla del Río Carrión.

Los cuatro monolitos que caracterizan la cumbre.
Y como no, todas las cumbres descritas anteriormente...

Pilastra y al fondo el Pico Murcia y el Espigüete.

Abusando un poco del zoom el Curavacas.

Con más detalle Velilla, en Palencia...
Aunque su cumbre es más modesta, también podremos observar claramente el Pico Peñacorada (1.832 metros), siendo la primera de las altas montañas que veremos cuando accedemos desde León hacia la Cordillera Cantábrica, tratándose de una cima muy apreciada por los montañeros leoneses y apta para que cualquier persona que se quiera adentrar en el mundo del senderismo comience a dar sus primeros pasos... (nunca mejor dicho)...

Peñacorada (1.832 m).
Una de las vistas que más me gustó disfrutar fue ver el sector de Riaño, con entre otros, el Yordas, se distingue perfectamente la localidad y el embalse (el año pasado como se puede observar prácticamente seco).

Pico Yordas (1.962 m) y la localidad de Riaño.
También se ve perfectamente otra de las cumbres insignia en León, Las Peñas Pintas... otro de los futuros objetivos a conseguir...

Peñas Pintas (1.985 m).
Había que hacerse también la foto de rigor desde la cumbre... ya que aunque la misma es modesta por las grandes cimas que hay alrededor, desde mi punto de vista es uno de los mejores miradores para disfrutar del entorno, y que mejor que hacérsela con el Espigüete y el Curavacas por detrás...

Un servidor en la cumbre del Pico Arbillos (1.978 m).
Ahora unas cuantas instantáneas con distintos zooms para seguir disfrutando de el entorno del Pico Arbillos...

Espigüete

Pico Murcia

Las tres cimas más significativas desde el Arbillos.
Tras disfrutar un rato de las vistas y reponer un poco de fuerzas y descansar un rato, comencé el descenso hacia la localidad de Valverde de la Sierra, pueblo leonés a las faldas del Espigüete y que tiene una de las vistas más impresionantes de la Provincia.

Comenzando el descenso hacia Valverde de la Sierra.
Al comienzo del descenso, tal vez es el único punto donde realmente hay que hacer uso del track, ya que por algún motivo se pierden o han desaparecido las balizas indicativas, pero es solo por unos centenares de metros hasta que ya observaremos la primera de las estacas...

Fuerte pendiente, trocha a seguir y pinar que nos llevará a Valverde...
El descenso se hace cómodamente (al menos en verano), a través de la clara trocha que nos llevará hasta el pinar, en la siguiente instantánea se puede observar con más detalle la fuerte pendiente que tiene, pero que no pondrá en ninguna dificultad a aquellos que estén acostumbrados a caminar por el monte. En invierno será otra cosa, ya que habrá que extremar la precaución en la misma, pudiendo estar la zona con bastante hielo y nieve...

Detalle de la pendiente de la loma del Arbillos.
Y por fin llegaremos al pinar, donde los días de fuerte calor agradeceremos la sombra de los árboles, no tendremos más que seguir la trocha y disfrutar de las vistas que nos llevará hasta Valverde de la Sierra...

Pinar camino de Valverde.
En la parte baja del bosque, la trocha se vuelve a convertir en amplio camino y tendremos una nueva perspectiva del Espigüete, el Curavacas, poco a poco, va a desaparecer de nuestra vista...

Espigüete, esta mole impresiona...
Y más o menos un kilómetro más adelante de abandonar el pinar alcanzaremos Valverde de la Sierra, en la que podremos destacar su iglesia, ermita  y su plaza, y como no, sus impresionantes vistas...

Llegando a Valverde de la Sierra...
Y no podría no subir una de las fotos más bonitas que se pueden sacar en el entorno, desde la ermita situada a las afueras de la localidad, ya camino de Besande, el impresionante Espigüete...

Ermita de Valverde...
Caminaremos, más o menos un kilómetro por carretera asfaltada, hasta que lleguemos a la señal indicativa en la cual nos indicará que debemos seguir la pista... no tiene pérdida, y si hay problemas no hay más que seguir el track...

Pista que nos llevará de nuevo hasta Besande...
Desde el desvío todavía nos quedarán más o menos 5 kilómetros por la pista hasta nuestro punto de llegada, por lo que habrá que tener paciencia y seguir disfrutando de las vistas...


En definitiva y como conclusión, se trata de una ruta sencilla a nivel técnico, pero en la que hay que tener como consideración que la misma no deja de tener casi 18 kilómetros de recorrido y 750 metros de desnivel que se van a realizar en los primeros 9 kilómetros de ruta, pero en la que las pendientes no son excesivas y está a disposición de todos los que están acostumbrados a caminar por el monte. En verano es aconsejable madrugar, yo lo hice y como se puede observar en la cumbre necesité un cortavientos, pero a partir de llegar a Valverde el calor era intenso, por lo que de haber realizado la ruta en un horario más tardío hubiese tenido que realizar toda la misma con mucho calor. Llevar agua suficiente y protector solar, así como gafas de sol y visera o gorra, en invierno mucho cuidado en las zonas heladas o con nieve, pudiendo ser necesario el uso de raquetas o incluso crampones si llegamos a tener un invierno como el pasado con mucha nieve, no hay que olvidar que, aunque la cumbre es sencilla no deja de tener casi 2000 metros de altitud. Aconsejo llevar ropa de abrigo suficiente (también para cambiarse una vez concluida la actividad), protector solar y gafas de sol.

Un saludo y hasta la próxima actividad...

1 comentario:

Javi Martinez dijo...

Interesante ruta. No la conocía, Otra que añadir a las pendientes, Da gusto descubrir nuevos retos gracias a vuestro trabajo en estos blogs, Un saludo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...