miércoles, 3 de marzo de 2010

Un paseo por el Curueño.

El fin de semana pasado saldé en una pequeñísima parte una deuda que tenía con la montaña central de la provincia de León. La idea inicial era realizar el ascenso a la Peña Santa Eugenia (1.649 m), desde la localidad de Arinteros, una ascensión preciosa en la cual podría haber disfrutado de unas vistas preciosas, recorrer todo un cordal, y todo ello en unas 3 horas de ruta. Esta ruta la descubrí en el libro Montañas de León (I) de Amando Represa Fernández, libro que aconsejo a todo excursionista que acuda con asiduidad a la montaña leonesa, ya que vienen explicadas 50 rutas por toda la Cordillera Cantábrica leonesa con una caridad y cercanía muy adecuadas a todos aquellos que quieran realizar montaña sabiendo a lo que se enfrenta de antemano. Pero vamos a continuar con lo sucedido, ya que parece que me voy a sacar comisión del libro (je, je, je...) Una vez que accedí al hermoso pueblo de Arintero me di cuenta que ese día no iba a poder alcanzar la cumbre deseada, ya que ese día tuve que salir al monte solo, la ruta al ser cara norte estaba completamente helada y encima no había cobertura para poder hacer cualquier llamada de emergencia que no fuese el 112, por lo que la prudencia me aconsejó dejarlo para otro día y así poder volver a tener una excusa para conocer más a fondo este bello pueblo. Aún así pude hacer una buena cantidad de fotucas...



Peña Santa Eugenia desde el bonito pueblo de Arintero.


Famosa Forqueta de Arintero. La "Brecha de Roland" leonesa. Más conocida desde la perspectiva existente desde el pantano del Porma.

Pero he de reconocer que el desánimo cundió un poco en mi interior... hacía demasiado tiempo que no podía salir al monte y me encontraba que hoy tampoco iba a poder ser, pero de repente pasó por mi mente todo el conjunto de maravillas que todavía podía llegar a ver... hacía poco tiempo que mis colegas de monte, con los que practico el "monañerismo" habían subido a la Peña Valdorria, y también de paso, mi amiga bloggera Sara hacía poco tiempo que visitaba la Ermita del patrono de León, San Froilán, existente en la base de dicho monte, en el idílico pueblo de Valdorria, y de paso podría pasar a ver la famosa Cascada de Nocedo..., ostras.... no podía perder más tiempo... así que me monté rápidamente en el coche y me encaminé en primer lugar hacia Valdorria...

Pero antes de contar lo que allí sucedió no puedo más que poner una serie de fotos que me parecen de lo más bonitas... En primer lugar el Pico Bodón llegando al cruce de Lugueros con Nocedo de Curueño... Simplemente alucinante e imponente... Alguna vez habrá que intentar su cumbre...


La siguiente cumbre desconozco su nombre, pero la verdad es que me impresionó sobremanera. Su cumbre piramidal me dio la impresión de ser muy pero que muy complicada de ascender, al menos desde esta situación...


Una vez atravesadas las Hoces de Valdeteja primero accedo a la Cascada de Nocedo, en la cual se muestra claramente el proceso de erosión del agua en la roca creando una hermosa cola de caballo digna de visita por cualquier persona que acceda a la zona.



Entrada a la Cascada de Nocedo o Valdorria.



Cascada de Nocedo.

Después de disfrutar largamente en este idílico lugar pongo rumbo a la localidad de Valdorria, a través de una carretera que deja mucho que desear (no todo iba a ser bueno, !qué 4 kilómetros más largos se me hicieron¡) y la verdad es que el esfuerzo mereció la pena. Se trata de un pueblo con muchas posibilidades a la hora de hacer senderismo, puedes ir a ascender Peña Valdorria, puedes hacer la travesía que da acceso a Valdeteja, puedes visitar la Ermita de San Froilán... es decir, el lugar perfecto para pasar allí una semana de vacaciones en sus alojamientos rurales sin parar ni un solo momento de disfrutar de la naturaleza...



Valdorria y Peña Valdorria desde la Hermita de San Froilán.

El acceso a la Ermita se hace de forma rápida y fácil, dirigiendo mis pasos hacia los riscos que hay dirección sur del pueblo, llegué a la misma en poco más de 10 minutos, salvando previamente una serie de escalones tallados en la roca que la gran mayoría de ellos están ya desintegrados por el paso de la gente en su transcurrir hacia la ermita, la leyenda dice que en su día debía de haber unos 365 de ellos, tantos como días tiene el año, pero actualmente no creo que se llegue a la mitad ni por aproximación...


Ermita de San Froilán en el alto del risco...

Durante estos 10 minutos no me cansé de hacer fotos y disfrutar de las vistas, ya que la mezcla entre la roca y la nieve recién caída hacía destacar aún más las siluetas, los accidentes geomorfológicos y los caprichosos pliegues de las montañas...



La Ermita en si es de un tosco estilo románico, sin prácticamente ninguna ventana para poder observar su interior y con una muy escasa ornamentación, al parecer debió ser destruida durante la guerra civil en su mayor parte, siendo otra vez reconstruida con posterioridad. Como en todo buen pueblo que se precie su construcción tiene también su leyenda, y es que al parecer el Santo la quiso construir él mismo con la única ayuda de un burro... mientras esto sucedía un lobo se debió de comer al burro y el Santo como castigo le obligó a cargar con las piedras hasta poder acabar la construcción del mismo... una leyenda simpática y que hace todavía más atractiva la visita a este pequeño pero acogedor santuario...




Y va tocando poner fin a la entrada, despidiendome así de las tierras del Curueño hasta dentro de no mucho tiempo, no sin antes destacar uno de sus puntos fuertes y no es más que la maravillosa gastronomía que puedes disfrutar por la zona, tanto en Valdorria, como en Nocedo, como en Valdeteja o Lugueros hay una serie de restaurantes o bares (a cual mejor) en los cuales poder disfrutar de la gastronomía típica de la zona. Prometo la próxima vez que acuda por la zona a hacerme alguna de sus cumbres darme el merecido homenaje y así poder saborear mejor la meta alcanzada...

15 comentarios:

Jorge dijo...

Buena decisión amigo Gordonés!
Los últimos días han sido trágicos en la cordillera. 2 muertos en el espigüete y un desaparecido en el bierzo, y la comarca del Curueño ofrece muchas mas cosas que cumbres con las que poder disfrutar.
saludos

Cienfuegos dijo...

Bueno, pues al final no diste el día por perdido. La cascada de Nocedo la conozco y es muy guapa, pero esa ermita no, y yo también había visto la entrada en el blog de Sara y ya me había llamado la atención, así que con la tuya, ... más ganas todavía.
Un saludo

Montañas de Gordón dijo...

Jorge: Tienes toda la razón... hay que usar la cabeza cuando se va al monte, y como digo yo "ir a disfrutar..." cuando compruebas que puedes correr riesgos a la hora de hacer cualquier actividad lo mejor es dejarlo para otro día. La montaña no se va a mover de ahí. Gracias por tu comentario.
Cienfuegos: Te aconsejo que acudas lo antes posible... yo he sido tonto de tardar tando en descubrir la zona, pero es que hay tanto que subir por ahí... Ah... y si vas no se te olvide la gastronomía... vas a disfrutar como un indio. Un saludo amigo...

Sara dijo...

Paisano queridoooooooooooooooo, que gustazo ver tus fotos, y ver que mi entrada en el blog te sirviese para levantar ese ánimo, al saber que no podias realizar esa ascensión, pero si disfrutar de estos bellos paisajes y lugares que tiene esta tierra nuestra.
Veo que al fnal la jornada y el viaje, hicieron que te llevaras el corazón , el alma y la retina llenitos de "nuestra tierra"
Y van dos veces...a la tercera te cuelgo directamente de cualquier pico que prefieras, jajajaja, dos veces que vienes y no llamas???? te paso mi móvil, y cuando te acerques por aquí, avisa y... a disfrutar de la montaña y después de ricos manjares de la tierrina,pero en nuestra compañía ¡jopetas!!!
Un abrazote montañero gordonés, paisanoooooooooooooooooo aventurero jajajaja.

David.GG dijo...

Hola. Ahora que ya llevo una larga semana, sin pisar estas tierras leonesas; estas fotos tuyas, me ha emociaonda. Cuantos momentos vividos por esas zonas.

No hace mucho que anduve por Valdorria, y estuve en la ermita, que bonito pueblo.

Saludos

Javier González dijo...

Qué hermosa toda la cuenca del Curueño. Yo también tengo pendiente la Peña Forqueta en Arintero que la dejaremos para la primavera. Por c ierto la cumbre piramidal es el Cueto Ancino (lo que se denomina con no poca pretenciosidad el K2 leonés).
Saludos

sherpa dijo...

Me ha encantado Gordonés, vaya excursión más guapa, de momento la deuda queda saldada, pero...ese Pico Bodón!!! impresionante, no lo intentes, hazlo!!! y la foto siguiente? no se que tienen los picos piramidales que me atraen de una forma incontrolada, buf...tengo que pisar esas tierras!!!
Un abrazo.

Montañas de Gordón dijo...

Sara: Ay, ay, ay que veo que tus amenazas son en serio... Je,je,je... no me va a quedar más remedio que saldar una de las deudas que tengo contigo. Prometido... mándame tu teléfono por correo electrónico y te prometo que la próxima vez que vaya por nuestras tierras contacto previamente para ver si, por ejemplo, puedo conocer de una puñetera vez ese faedo que me vuelve loco y que no hay manera de ver. Palabra de "Polaco"... je,je,je. Un beso muy fuerte y gracias por haberme hecho conocer a través de tu reportaje esta maravillosa tierra.
David: Muchas gracias por tu comentario, me anima a seguir poniendo entradas de nuestra tierra, ya que todo no tiene porqué ser de cumbres... La verdad es que no tengo perdón en haber dejado de lado esta comarca tan leonesa, pero... hay tanto que ver en nuestra tierra... Un abrazo paisano.

Montañas de Gordón dijo...

Javier: La verdad es que la Forqueta me dejó impresionado, por lo que pude ver desde Arintero no es nada difícil alcancar la base de la misma... pero después a la hora de alcanzar su cumbre... eso son palabras mayores, pero también la apunto entre mis futuros objetivos. Ah... y muchas gracias por decirme el nombre del Cueto Ancino, mira que me habían hablado veces de él, y por fin le pongo "cara"... Un abrazo y gracias por el comentario.
Sherpa: El Bodón hace un par de años estuvimos apuntito de hacerlo, pero por una serie de circunstancias nos tuvimos que conformar con el Correcillas, pico de más de 2000 metros situado prácticamente enfrente del Bodón y que también fue una ruta muy disfrutona, en su día puse una entrada en mi blog por si vienes por estas tierras a subirte alguna de nuestras montañas y te interesa conocerlo. Pero te advierto... como vengas repetirás seguro. Nuestras montañas enganchan, y una vez que las pruebas no vas a poder dejar de venir asiduamente. Avisado estás... ja,ja,ja... un saludo amigo.

Miguel Bueno dijo...

Qué segura se ve Valdorrias al pie de su peña. Cuantas ganas tengo de volver al campo después de mi operación de cadera, mientras tanto disfruto con los reportajes de vuestras salidas.
Si el tiempo me deja, este domingo harémos una salida corta a buscar setas, puede que esta primavera sea espectacular con tanta lluvia en el Sur.
Expresiones
Piedra

Montañas de Gordón dijo...

Hola Miguel... espero que tu recuperación de la cadera sea lo más llevadera posible y rápida, y no hay mejor forma de empezar que salir a dar un paseo con la familia a buscar setas. Este año no podéis quejaros de agua... esperemos que pare pronto. Un saludo...

Montañas de Gordón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Héroe de Leyenda dijo...

Cuántos días como ese he tenido yo... Malditas nubes, maldita nieve... Pero bueno, he visto que ha aprovechado muy bien tu visita al Curueño. Ya conoces a Cueto Ancino, que te lo recomiendo casi antes de que realices esa peña de Arintero. Es de los mejores picos de ese valle junto con el Bodón y Valdorria.
Caso aparte está lo de Vegarada...que es un mundo diferente. Tenías que haber seguido hasta Lugueros home!!! Entonces si que te ibas a enamorar del Río del Olvido.
Buen reportaje que me ha gustado mucho leer.
Por cierto, en cuanto a lo de Arintero, le tengo muchas ganas a la Forqueta!
Un saludo!

Jorge dijo...

Que pasa montañero!! te peleas con el tiempo o que!! ajja
Parece que no da tregua, será las montañas no quieren que salgamos? me ha gustado mucho la foto del Bodón, parece un 5000 u mas..jeje
Un saludo compañero!

Montañas de Gordón dijo...

Héroe: Je, vaya que si tengo apuntado también en la agenda el Cueto Ancino (y más ahora que sé el nombre, je,je,je), pero me parece un poco arriesgado para hacerlo en estas fechas y según están las cosas por el monte. He visto tanto el reportaje que hiciste tu en su día y al menos ya se por donde se debe ir sin afrontar esa tremenda pared. Ah... por cierto... Pero si Lugueros es el pueblo de uno de mis mejores amigos!! Como que no lo conozco... je,je,je... y ese puente bonito mientras nos vamos hacia el puerto... Que pueblos más bonitos tenemos en León, por dios...Un saludo.
Jorge: Leches con el tiempo... se parece a esa mujer que todos intentamos conseguir pero que se nos resiste... je,j,eje.. pero pronto caerá alguna... je,je...
La verdad es que la foto del Bodón impresiona... pero no tanto como verlo en persona. Ese monte hay que atacarlo sí o si...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...